Emergencias Médicas

Sigue estos pasos en los primeros minutos de una emergencia y que pueden salvar tu vida o la de otras personas:

1)    Mantener la serenidad todo el tiempo.
2)    Realiza una evaluación primaria rápida del lugar del accidente.
3)    Marca el número de emergencias solicitando ayuda.
4)    Si has recibido entrenamiento en primeros auxilios, inicia la evaluación y determinación del estado de conciencia.
5)    Continúa con la toma de los signos vitales.
6)    Verifica si ya atendieron los servicios de emergencias.
7)    Inicia la atención de los primeros auxilios de acuerdo al tipo de lesión del accidentado.
8)    No muevas al lesionado a menos que ocurra peligro, ejemplo: Incendio, Sismo, etc.
9)    Si el accidentado ha muerto ¡No lo muevas! y avisa a una autoridad de inmediato.
10)    Al llegar los servicios médicos de emergencias, indícales lo que ha pasado e informales de los primeros auxilios que ha proporcionado, y el estado del accidentado.

Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP)

La Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) puede mantener la respiración y la circulación vital por unos pocos minutos hasta que el tratamiento definitivo del paro cardíaco esté disponible. La RCP gana tiempo, para maximizar la oportunidad de supervivencia del paro cardiaco. Algunas medidas deben ser tomadas inmediatamente. Esta cadena de eventos es la clave para mejorar la tasa de supervivencia de los que padecen paro cardíaco y respiratorio en nuestras comunidades.

Palmea a la víctima y grítale: ¿estás bien?. Si está inconsciente, marca al número de emergencias o pide a alguien que lo haga por ti.

Abre la vía respiratoria, llevando la cabeza de la víctima hacia atrás, de manera que el mentón quede elevado.

Escucha, observa y siente si respira. Si no respira, obstruye las fosas nasales de la víctima, inspira e infla los pulmones de la víctima con 2 respiraciones boca a boca consecutivas. Busca el pulso en el cuello, ubica la manzana de Adán, y palpa a unos 3 cm por debajo. Si tiene pulso, continua con la respiración boca a boca.

Si no tiene pulso, baja la mano con la que tomaste el pulso hasta donde se unen las costillas. Coloca la otra mano por encima de este punto. Superpón tus manos. Colócate en posición y comprime unos 4 cms. el tórax 15 veces. Ventíla boca a boca 2 veces y vuelve a comprimir 15 veces hasta que la ayuda llegue.

Maniobra Heimlich

Este procedimiento puede salvar la vida de una víctima por asfixia o ahogamiento, ya que permite hacer expulsar los objetos que obstruyen la vía respiratoria. Igualmente, se usa para ayudar a las víctimas de ahogamiento con agua y las personas que sufren asma. Con esta maniobra, el agua y el exceso de secreción mucosa son forzados a salir de los pulmones de la víctima por ahogamiento o de la persona que sufre un ataque de asma respectivamente.

Síntomas y diagnóstico

La persona no puede hablar ni toser, es posible que se lleve las manos a la garganta y haga señales con sus manos, que se le broten los ojos y su piel cambie de color. En caso de que la víctima aún pueda hablar, debe recuperarse por sí sola escupiendo el elemento que causa la obstrucción. En caso de no respirar, necesita ayuda.

Tratamiento de emergencia

La persona que realiza la maniobra se para detrás de la víctima y la rodea con sus brazos por la cintura, forma un puño con una mano, ubicando el pulgar en dirección a la víctima justo por debajo de la caja torácica y cubre el puño con la otra mano. Luego, con fuerza, aprieta con ambas manos y realiza una compresión hacia arriba con un movimiento rápido. Lo que se espera con esta maniobra es ver salir el objeto de la boca de la víctima. En caso de que esto no suceda, se debe examinar dentro de la boca para verificar si el objeto aún está causando obstrucción a la vía respiratoria, realizar la maniobra una o dos veces más y luego examinar de nuevo. Si hay una persona cerca, se le debe pedir que solicite ayuda y continuar con las compresiones verificando cada vez hasta que la víctima comience a respirar o hasta que llegue la ayuda.

Los alimentos con los cuales los niños se asfixian más comúnmente son: Perros calientes (hot dogs), Nueces, Uvas enteras, Palomitas de maíz, Dulces duros y pegajosos, Zanahorias crudas, Trozos de manteca de cacahuate (maní), Trozos de carne o queso.

Los siguientes elementos domésticos se deben mantener fuera del alcance de los niños de 4 años de edad o menores: globos de látex, monedas, canicas, juguetes o partes pequeñas, tapas de lapiceros o marcadores, pilas pequeñas, botones.

Delitos y Accidentes

EN SITUACIONES DE ROBO

Si escuchas ruidos por la noche, enciende las luces. evita cualquier enfrentamiento físico. Si al llegar a casa notas algo irregular, no entres busca ayuda. Si hay extraños rondando tu domicilio llama inmediatamente al número de emergencias y solicita ayuda.

ASALTOS

Si eres víctima de un asalto, no opongas resistencia, entrega lo que te pide el delincuente, observa bien su fisonomía y características, busca el teléfono más cercano y marca al número de emergencias, ahí se te brindará la ayuda necesaria.

ACCIDENTE DE TRANSITO

Observa los peligros del lugar, no expongas tu propia vida. Coloca señales para asegurar el área. Apaga el motor del auto averiado. De inmediato llama al número de emergencias. Si la víctima está atrapada no intentes extraerla, no muevas a las víctimas a menos que exista un peligro mayor inminente (incendio, derrumbe, atropellamiento). Primero atiende a las víctimas con dificultad para respirar y/o hemorragias.

INCENDIOS (CASA/COMERCIO)

Al descubrir un conato de incendio, no te desesperes; conserva la calma y avisa a los miembros de la familia o al personal de seguridad. Localiza un extintor, el más cercano, si sabes operar el equipo, trata de combatir el conato de incendio. En caso de no combatir el conato, y este sea de mayor proporción, no pierdas tiempo y avisa para dar la voz de alarma y se inicie la evacuación del inmueble. Localiza el teléfono más cercano y marca al número de emergencias para que se te envíe la ayuda necesaria. Evacúa el inmueble sin gritar, sin correr y sin empujar. Ayuda a salir a los niños, mujeres, ancianos y minusválidos. Sigue las instrucciones del personal capacitado. Sigue las rutas de evacuación las cuales te llevarán hasta la zona de seguridad. Si tienes la necesidad de pasar por una puerta y ésta se encuentra cerrada, verifica si se encuentra caliente, tocando la puerta y su picaporte. No intentes regresar al área del siniestro.

Desastres Naturales

INUNDACIONES

Ante todo conserva la calma y debes estar pendiente de los avisos oficiales. Mantente alerta escuchando los avisos sobre la inundación en tu radio portátil. Respeta las indicaciones de la autoridad. Debes estar preparado para ser trasladado a un lugar seguro si llegara a ser necesario. No te acerques a postes o cables de electricidad averiados, recuerda que el agua es conductora de electricidad. Si tu casa es de palapa, carrizo, adobe o lámina de cartón, busca refugio en lugares más seguros, como escuelas, iglesias o el palacio municipal, siempre y cuando estos lugares se encuentren fuera de peligro. Lleva contigo sólo lo indispensable. Evita caminar por las zonas inundadas; aunque el nivel del agua sea bajo, puede subir rápidamente, aumentando el peligro. No utilices automóvil, sólo que sea indispensable. Es muy difícil conocer las condiciones del camino inundado y puede ocurrirte un accidente grave. Si tu vehículo llegara a quedar atrapado, sal de él y busca un refugio seguro, Sube al lugar mas alto y de ser posible marca al número de emergencias para solicitar ayuda. Toma en cuenta que en una inundación puedes ser golpeado por el arrastre de árboles, piedras o animales muertos. Evita cruzar causes de ríos.

SISMOS

Conserva la calma, no permitas que el pánico se apodere de ti. Tranquiliza a las personas que estén alrededor. Debes dirigirte a lugares seguros como son parques, cubrete la cabeza con ambas manos colocándolas junto a las rodillas. No utilices los elevadores si es que los hay. Aléjate de los objetos que pueden caer, deslizarse o quebrarse. No te apresures a salir, el sismo dura generalmente unos segundos y es posible que termine antes de que lo hayas logrado. De ser posible cierra las llaves del gas, baja el switch principal de la alimentación eléctrica y evita prender cerillos o cualquier fuente de incendio. Procura que todos tengan consigo una identificación, de ser posible con su número telefónico y tipo de sangre. Si hay heridos marca al número de emergencias para solicitar ayuda.

HURACANES

Conserva la calma y tranquiliza a tus familiares. Una persona alterada puede cometer muchos errores. Debes permanecer escuchando tu radio de pilas para obtener información o instrucciones acerca del huracán. Desconecta todos tus aparatos y el interruptor de energía eléctrica. Cierra las llaves del gas y agua. Mantente alejado de puertas y ventanas, no prendas velas ni veladoras, usa lámparas de pilas. Atiende a los niños, ancianos y enfermos. Si el viento abre una puerta o ventana, no avances hacia ella en forma frontal, vigila constantemente el nivel del agua cercana a tu casa, No salgas hasta que las autoridades indiquen que ya pasó el peligro. No olvides que el ojo del huracán crea una calma que puede durar hasta una hora y después vuelve la fuerza destructora con intensos vientos.

INCENDIOS FORESTALES

Al darte cuenta de la existencia de un incendio, organiza de ser posible un grupo de vecinos del lugar, para iniciar el combate tomando en cuenta la evolución del fuego. Igualmente se notifica a la unidad de protección civil o al número de emergencias de tu localidad.

FacebookTwitter

"solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer el otro mañana, por lo tanto hoy es el día ideal: vive el presente" -Dalai Lama