Comer bien y de forma equilibrada es una de las mejores inversiones que puede hacer para su salud. Invierta en usted y en su alimentación.

Para una alimentación sana

La sabiduría popular dice que “ tú eres lo que comes” y no podía ser más verdad. La comida que ingerimos tiene un gran impacto en nuestra salud y bienestar. Al mantener la forma física y comer bien está reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la alimentación, como enfermedades del corazón y cánceres. A pesar de que mantener una alimentación sana sea bastante sencillo, existe también mucha confusión entre el  gran público sobre lo que significa comer bien. La idea general de que ya se cumple con todos los requisitos de una buena alimentación está muy extendida, lo que muchas veces no es verdad. Por ejemplo:

 

 

● 69,3% de las personas piensa que su alimentación es sana

● 71% de las personas afirma “yo no necesito cambiar mis hábitos alimenticios, ya que como bastante bien y de forma saludable.”

Para ser o mantener sano, nuestro cuerpo necesita de buena comida, y de tiempo y energía para procesarla y usarla por parte del metabolismo. Una buena nutrición proporciona al organismo, nutrientes para producir y reparar tejidos, mantener el sistema inmunitário sano y permite al cuerpo ejecutar las tareas diarias con facilidad.

La relación entre la alimentación y las enfermedades está muy bien documentada, y existen várias pruebas que prueban que lo que comemos tiene un impacto muy grande en la forma en como nos sentimos. Nuestros estilos de vida y hábitos alimenticios cambiaron dramáticamente en las últimas décadas. Hoy en día, confíamos en la conveniencia de la comida rápida, o del “fast-food”  y en suplementos nutricionales más que en los alimentos frescos. De hecho, existe mucha atención mediática preocupada por lo que no debemos comer, y poca información sobre lo que debemos comer.

Recuerde, no existen en realidad buenos o malos alimentos – moderación y equilibrio en la alimentación son las claves para mantenerse sano. La comida debe ser apreciada – y a ser posible, comer comidas deliciosas y  bien preparadas que sean simultáneamente saludables.

El objetivo de una dieta sana en la edad adulta es asegurar que se mantiene en forma, con vitalidad, dientes cuidados, un buen sistema inmunitario, cabello y piel saludables, energía abundante y un peso ideal. A  largo plazo, el objetivo es minimizar el riesgo de enfermedades crónicas con enfermedades cardiovasculares, infartos, diabetes, cáncer y osteoporosis.


 

Consideraciones Nutricionales

 

Los esenciales…

 Imagen relacionada

Energía: como todas las máquinas, el cuerpo humano necesita de un suministro constante de energía (o calorías). Sin esta energía, las funciones básicas del organismo se vuelven imposibles o muy problemáticas. Obtenemos energía de nutrientes y de alimentos, como hidratos de carbono, grasas, proteínas y azúcares.

Proteínas: además de proporcionar energía, las proteínas son vitales para el crecimiento y la regeneración.

Vitaminas y minerales: apesar de que son necesarias en pequeñas cantidades, son, en verdad, los pilares de una buena salud y esenciales en muchas funciones del cuerpo. Sin ellas, procesos clave a nivel celular se vuelven imposibles.

 

Imagen relacionada

Fibra: funcionan como un “edredón” para todos los alimentos no absorbidos que pasan por el tracto digestivo. Son vitales para ayudar a eliminar residuos regularmente y aseguran la absorción de nutrientes, siendo esta absorción de forma gradual y controlada.

 

 

 

Agua: No es un nutriente, pero cumple un papel fundamental en una alimentación sana. Sin liquidos, el cuerpo sobrevive sólo algunos dias. El agua es necesaria para eliminar toxinas del cuerpo, para mantener la piel, cabellos y órganos saludables, para producir enzimas digestivas, y para permitir al cuerpo que retire todos los nutrientes esenciales de los alimentos y bebidas que consumimos. Muchas personas no beben agua suficiente – necesitamos cerca de 8 vasos por día.

 

 

Alimentos a elegir:

Para una mejor comprensión de cómo comer bien, es importante distinguir cuáles son los alimentos que se deben consumir y por qué. Su cuerpo necesita de una dieta equilibrada, con un buen suministro de hidratos de carbono, fibra, agua, vitaminas, minerales y una  cantidad razonable de proteínas y grasas. En primer lugar, necesita conocer los alimentos e ingredientes necesarios para su alimentación. Una vez más, es fundamental que basee su alimentación en los cinco principales grupos alimenticios:

● Hidratos de Carbono Amiláceos – Arroz, Cereales Naturales y patatas.

● Frutas y verduras o hortalizas.

● Pescado, carne o alternativas. (No muy seguido)

● Alimentos naturales que contienen azúcares(Frutas) o grasas.

 

FacebookTwitter

"solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer el otro mañana, por lo tanto hoy es el día ideal: vive el presente" -Dalai Lama